jueves, 9 de julio de 2015

Donde esté una hermana...

    Aquí tengo un encargo de una amiga para sus dos hijas, decidimos hacerlas con sus aficiones, reconozco que es un regalo que me encanta, una mini yo personalizada. A la pequeña le encanta pintar y que mejor que hacerla con un pincel y un cuadro, la ventaja de conocerlas es que sabes que cosas de ropa les gusta y a Elena siempre la he visto en verano con ibicencas, así que, así está hecha. María es una forofa de la fotografía, le encanta además siempre ha querido tener una converse rosas, a mi hija también le encantan 😣, debe de ser la edad. 
                                                             Espero que os gusten.

                        


                       


                      


                      


                        


                        


                        


                       


                      


                     


                    
 
  

    

  

  
   

      
     

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Doctora García

Madre mía, lo que me ha costado escribir esta entrada. Yo no se si es el frío que ha entrado de repente o yo que se, si me descuido la publ...